Capítulo 29 «Lágrimas en el fuego»

Categories:

Photobucket


           Había algo en aquella habitación, volátil entre ellos, que los obligó a mantenerse callados en el instante en que la llamada terminó. Sus miradas encontradas, todos compartían el mismo sentimientos de impotencia que sentenciaba la situación. La única luz que había entre tanta oscuridad era saber que Camille estaba viva. Tom la había escuchado.


          —Está viva— murmuró. Brokelle sintió que podía respirar un poco más tranquila. —. Pero no sé dónde demonios está. — Tom fue tomando un tono cada vez más amargo conforme decía lo último.

          Instintivamente todos clavaron la mirada en la rubia que yacía amarrada en una silla. Ella tenía la boca vendada, de modo que simplemente les lanzó una mirada asesina a todos. Tom se acercó y arrancó la cinta adhesiva de manera rápida, y antes de que ella pudiese quejarse o decir algo, él preguntó:

          — ¿Sabes dónde está tu hermano?

          Ella tardó en responder, les miró a todos rápidamente. Luego simplemente negó con la cabeza.

          — Si lo sabes es mejor que lo digas ahora. — Tom quiso añadir un poco más de temor, de modo que la apuntó directo a la frente con su arma. Ella tragó con dificultad al sentir el contacto del metal frío contra la piel de su frente. La barbilla comentó a temblarle.






•••




          — ¿Señor Kaulitz? — Cuestionó Caleb con media sonrisa— Imagino que Camille está escuchando.

          Ethan se alejó un poco de ella, ahora no debía escuchar.

          — Sí, ya me ha escuchado. Pero tengo un problema.

          Caleb no pudo evitar sentirse decepcionado. Aunque claro, ya lo sospechaba, Ethan no había probado ser eficiente, sin embargo no se esperaba tal noticia tan pronto.

          — Dime— le incentivó, más con desdén que con interés.

          — Señor, me han llamado desde el teléfono de mi hermana. La tienen amenazada y me dijeron que si no dejaba ir a su hija…. La matarían. — Para el momento en el que terminó de decir lo último su voz ya se había quebrado. Caleb supo que era más grave de lo que pensaba, de modo que tardó un poco en responder. Hasta el momento ya había deducido que Brokelle era quién había organizado todo, y ese había sido un pequeño detalle que se le había escapado de las manos. En aquellos casos Brokelle podía ser bastante eficiente.

          — ¿Tienes idea de quién te llamó? — preguntó Caleb, con más tranquilidad de la que debía tener.

          — No, señor.

          — ¿Fue una chica?

          — No, señor. Un hombre.

          Aún con esa respuesta, no podía descartar del todo la idea de que era Brokelle quién estaba tras ello. Caleb reflexionó unos segundos, ignorando por completo la respiración agitada que se escuchaba del lado de Ethan. No había un porqué para no fingir el rescate ese día, era simple capricho de Caleb dejarla más días encerrada. Pensaba que cuanto más días, más se acumularía el odio por Tom que ya comenzaba a crecer en Camille, también sabía que entre peor la pasara, más se incentivaría ella misma a matarlo, y Caleb necesitaba a Tom muerto, no sólo porque representaba una amenaza para él mismo, sino porque representaba una amenaza para la única cosa importante en su vida; su hija. No cometería el mismo error que con Georg, donde simplemente lo mató sin mostrarle respuestas claras a su hija, para que después ella cambiara radicalmente su relación con él. Esta vez sería más astuto, le enseñaría a Camille en carne viva la traición que Caleb pensaba Tom le haría. Esta vez dejaría que la chispa se convirtiese en llama.

          Pero dejar a Camille más tiempo allí le partía el corazón. De modo que iría por ella ese mismo día.

          — ¿Tu hermana está en su casa?

          — Sí, señor.

          — Iré por ella, no te preocupes que estará segura. También iré por Camille, mantenla a salvo, y por nada del mundo la dejes ir ¿entendido? Tu hermana estará a salvo en un par de minutos.

          — Gracias, señor. De verdad… — Antes de que Ethan pudiese seguir agradeciéndole, Caleb cortó la llamada. Tanta adulación le daba nauseas.






•••




          La carretera estaba vacía, tan vacía que le daba cierta nostalgia. Finalmente Candace había abierto la boca, y tras varias amenazas había dicho donde se encontraba su hermano. Tal vez ese había sido el peor error de Ethan, haberle confiado a ella todo sobre su trabajo, aún cuando sabía que ella era una pésima mentirosa, y que si llegaban a sacarle información, su boca no podría mantenerse cerrada.

          A Tom no le agradó tener que amenazarla de ese modo, primero porque ella no tenía la culpa de lo que hacía su hermano, y segundo porque podría hablar con la policía. Aunque lo último era menos factible, dado que si hablaba, también ellos hablarían sobre lo que Ethan hacía, y a Candace no le convenía echar a su hermano al agua.

          Bill iba a su lado cambiando la estación de radio. Brokelle en el asiento trasero mirando por la ventanilla y contando los minutos que faltaban. Recién comenzaba el camino que constaba de unas tres horas, pero sabía que pronto vería a su amiga sana y salva, y eso hacía el gran viaje valer la pena.






•••




          Evan se vio a sí mismo tocando la puerta de una casa en los suburbios de Frankfurt. Una rubia lo recibió, contrario a lo que él pensaba. Caleb lo había enviado para verificar algo sobre algún asalto que estaba estropeando algún plan de la Organización, pero aquella chica se veía más agobiada por el llanto incesante de su hijo que por algún hombre amordazándola en su propia casa. De momento se sintió confundido, pero no podía irse sin antes verificar.

          — Oficial, ¿desea algo? — ella preguntó, mirando con cierta desconfianza.

          — Soy Jörg Lürhsen, oficial de policía. Recibimos un llamado sobre un asalto a esta dirección, y veníamos a verificar.

          Candace echó un vistazo sobre el hombro de Evan. El auto no era de la policía, pero él había mostrado su placa, de modo que pensó debía ser algún tipo de detective.

          — Deben haberse equivocado— le dijo—, aquí no ha habido ningún asalto. Al menos yo no he visto nada.

          Evan continuaba fisgoneando dentro de la casa, inseguro.

          — ¿Le importaría si echo un vistazo?

          — Para nada— la rubia se hizo a un lado—. Pase adelante.

          Evan se tomó la paciencia de revisar cada una de las habitaciones. La cocina, el garaje y hasta el sótano. Tal vez Caleb se había equivocado de dirección, de modo que verificó de nuevo el papel que su jefe le había dado con la información. Estaba seguro que era ese lugar, pero allí todo parecía tranquilo. Ni siquiera había señas de que alguien había estado allí amenazándola, de modo que todo se tornó más confuso para él. Salió finalmente de la casa, pero antes de marcharse debía asegurarse de una última cosa.

          — ¿Es usted Candace Ebel?

          — Sí, oficial. ¿Está todo bien?

          — Sí, lo está…llámenos en caso de cualquier emergencia, hemos estado recibiendo llamadas sobre asaltos en este barrio. Asegure bien su puerta— finalizó, con una falsa preocupación. Ella sonrió a son de promesa, y Evan bajó los escalones del pórtico.

          — Desalojen el área, aquí no hay nada— Dijo, acomodándose el auricular que llevaba en el oído. Miró por el retrovisor, asintiendo a las miradas curiosas que se clavaban en él, provenientes de sus otros compañeros que esperaban unos metros tras él, dentro de dos grandes camionetas.

          Todos partieron tras el auto de Evan. La misión pasaba ahora al otro nivel.

          — Caleb— dijo cuando su jefe contestó el teléfono— No hay nada allí. La chica está bien.

          — ¿Estás seguro? ¿Revisaste la casa?

          — Lo hice, señor. No hay nada, ni siquiera señas de que alguien ajeno estuvo allí.

          — Eso es extraño— murmuró Caleb, más para sí mismo que para Evan. — Pero sólo puede significar una cosa, ya van por Camille.

          — ¿Usted cree?

          — Estoy seguro— rectificó— Acelera un poco más, no quiero dejarte en el camino. — Caleb miró a Evan por el retrovisor —Necesito más gente para que Camille se crea el rescate.

          — Entendido, señor.

          — ¿Les dijiste que no disparen, no? — cuestionó Caleb.

          — Sí, señor. Nadie va a disparar.

          — Bien, necesito matarlo yo para que sea más… creíble.

          Evan terminó la llamada segundos después de que Caleb lo hizo. Se sentía mal por el tal Ethan, porque si bien su hermana estaba a salvo… él no tanto.






•••




          Ethan estaba nervioso, más que en cualquier otro trabajo que él hubiese tenido. Pero es que nadie nunca le había pedido falsificar un rescate, y menos donde él debía dejarse golpear para que la víctima se lo creyese. Le había preguntado a Caleb un poco más sobre la misión, pero él se limitó a decirle que cumpliese su trabajo sin ser tan entrometido. Caleb era bastante intimidante, y poco amable a decir verdad, pero no podía esperarse más de uno de los mafiosos más temidos de Alemania.

          Sus ojos se dirigieron a Camille. Ahora que la veía un los nervios comenzaron a disiparse por una cierta sensación de lujuria. Si bien Caleb le prohibió golpearla o hacerle daño, no le había prohibido coquear con ella. De todos modos, estaba a punto de recibir una paliza falsa, pero de igual manera paliza, y debía tener un premio por ello, uno que fuese más allá del dinero.

          Ella tenía las manos amarradas a la espalda, la cabeza inclinada hacia adelante mirando hacia abajo. Los pies descalzos y ensangrentados por el amarre, y uno de sus hombros descubierto, dado que el bretel de su blusa había caído a un lado. Ella llevaba el cabello amarrado en una coleta alta, con el flequillo recto y tupido justo en su frente, por lo que podía ver el perfil de su rostro, la forma de sus labios, el brillo de sus ojos. Un escalofrío lo recorrió de pies a cabeza.

          — Puedo dejarte ir…—mencionó en un murmullo. Camille pareció no reaccionar, aún en la misma posición, segundos después, habló.

          — Hazlo— inquirió. Escuchó una sonrisa proveniente de él.

          — No es tan fácil, muñeca— Ethan se levantó y la tomó de la barbilla, obligándola a mirarlo. Sus ojos brillaban lascivos, al igual que sus labios remojados de saliva viscosa. Ella dirigió su mirada hasta la cadera de Ethan, él chico había metido su mano entre los pantalones, tomándose descaradamente la entrepierna. Cuando ella volvió a mirarlo, el finalmente la soltó. Ella sonrió con picardía fingida.

          — Si es eso lo que se necesita— dijo con tono seductor que a él lo incentivo más de lo que debía. Ethan se apoyó en los descansa brazos de la silla de Camille, quedando a la altura de ella, con el rostro a escasos centímetros. Ella mantenía aquella sonrisa que a él se le antojaba de lo más sexy.

          — ¿Estas segura? — preguntó desconfiado de tanta… amabilidad. Ella tornó aquella sonrisa seductora en la expresión de furia pura.

          — No— masculló, y acto seguido, Ethan tuvo que cerrar los ojos ante el impacto de un escupitajo directo a su rostro, proveniente de la boca de Camille. Dio dos pasos hacia atrás perdiendo el equilibrio, ya que mantenía los ojos cerrados. Se limpió con ambas manos. Cuando finalmente pudo ver, ella sonreía tan fresca que se sintió ahora más enojado que antes. La mano le tembló de nuevo, Camille pudo ver aquella grotesca vena exaltándose en su frente sudada, de nuevo, y supo lo que se avecinaba.

          De repente todo se tornó negro.

          Ethan la miró caer con todo y silla, hacia el lado. Su golpe había sido tan brutal que supo que si Caleb lo veía, estaría en problemas. Se abalanzó al piso, junto a ella, la tomó del rostro y trató de hacerla reaccionar, pero sus ojos se mantuvieron cerrados todo el tiempo, señal de que estaba inconsciente. Se levantó de un brinco, dejándola allí en el piso. Simplemente no podía hacer nada, Caleb llegaría, la vería inconsciente, y probablemente la paliza que se llevaría no sería falsa. Ni siquiera le daría tiempo de explicarle que su reacción había sido a causa de su rostro siendo escupido. Ahora que lo recordaba le daba más coraje. Se limitó a jalarse de los cabellos rubios y a maldecir a todo pulmón, pateando cuanta cosa se cruzara en su camino.






•••




          Finalmente el trayecto se había acabado. Verían a Camille, por primera vez en tres días la verían. Los chicos salieron del auto, cada uno cargando su arma. Acordaron que Bill iría de primero, de los tres era el único que podría asemejar la puntería infalible de Camille, y eso serviría en caso de alguien inoportuno. Sin embargo Tom no quiso escuchar razones, objetó que su puntería también era buena, y decidió caminar él primero. Brokelle y Bill no tuvieron más opción que dejarlo ir, de alguna manera lo entendían.

          La puerta estaba cerrada, Tom miró a Brokelle, dado que era probablemente la que tenía más experiencia. Ella dio un paso al frente y se agachó para examinar la cerradura, después sacó un artefacto de su bolsillo trasero que asemejaban unas pinzas, luego de un par de movimientos logró abrir la puerta.

          Tom dio el primer paso dentro, examinando todo a su alrededor. Se acercó al auto que estaba adentro y se aseguró de que no hubiese nadie allí, luego dio la señal para que los demás entraran. El garaje era extenso, cabían un par de autos más, sin embargo el espacio estaba más ocupado por sogas y estantes que por otra cosa. Había unos escalones que se dirigían a una puerta, probablemente de una habitación. Tom podía escuchar pasos de alguien, caminando de un lado a otro, sin embargo, y por mucho que lo deseó, no escuchó la voz de Camille. Siquiera un murmullo.

          Mientras subían los escalones podía escuchar como Bill repetía hasta el cansancio que no hiciese nada imprudente, pero en la mente de Tom lo único que había era imágenes de él haciendo añicos el rostro del desgraciado que tenía a Camille. Antes de abrir la puerta de una patada, le dirigió una mirada nerviosa a Brokelle, quién asintió incentivándolo, transmitiéndole la fuerza que a ella le sobraba para matar al desgraciado que estuviese allí adentro. Tom respiró profundamente, después abrió la puerta de manera rápida y violenta.

          A Ethan le hubiese sorprendido aquello de no ser porque lo confundió con los agentes de Caleb. Pero cuando lo que vio fue unas trenzas en lugar de canas revueltas con cabellos castaños, el rubio supo que algo no andaba bien.

          Lo primero que Tom vio fue a Camille tirada en el piso, inconsciente y amarrada a una silla. Aquello hizo que su corazón se detuviese momentáneamente, hasta que volvió a latir con más ímpetu, esta vez de adrenalina. En lugar de correr hacia ella, sus ojos se dirigieron al rubio que permanecía de pie al fondo de la habitación, con ambas manos alzadas en señal de tregua. Pero no habría tregua, no sin darle su merecido.

          Completamente indefenso por las órdenes de Caleb, Ethan solo atinó a ver como el cuerpo de Tom se abalanzaba sobre él con una fiereza indescriptible. No usaría su arma, antes de quedar cegado por un puñetazo de Tom, vio como el pelinegro la dejaba caer al piso, así tendría ambas manos libres para acribillarlo a golpes.

          Bill estaba indeciso, no sabía si ayudar a su hermano a golpear al rubio, o ayudar a su novia a liberar a Camille. Por un momento pensó en ir con Tom, pero cuando vio que Ethan estaba completamente débil, y apenas daba inofensivos golpes al rostro de Tom, supo que su hermano gemelo lo tenía todo arreglado. Por otro lado, Brokelle estaba teniendo problemas con estabilizar a Camille, de modo que se abalanzó al piso al lado de su novia, Tom probablemente seguiría golpeando a Ethan hasta verlo inconsciente.

          Y así lo estaba haciendo. Ethan ya tenía el rostro todo ensangrentado y los ojos completamente cerrados al tenerlos tan hinchados. Escupió mientras tosía y apenas esquivaba uno de los tantos golpes a los que estaba sometido, un rastro de sangre estaba mezclado con su saliva. Cuando Ethan dejó caer su rostro al lado, completamente débil, Bill llamó el nombre de Tom, haciéndole saber que ya era suficiente.

          Tom le miró, bajó él, con el rostro indescriptible. Ya casi ni se movía, y Tom estaba intacto, con apenas unos rasguños en la cara. La respiración agitada mientras veía su pecho hincharse cada vez que exhalaba. Se levantó despacio, tragando como si su garganta amenazase con cerrarse. Estaba consternado de lo que había hecho, pero cuando se volteó y vio a Camille inconsciente, reaccionó de inmediato.

          — Debemos llevarla a un hospital — masculló Brokelle —. Está inconsciente, y tiene la temperatura muy baja.

          Tom de inmediato se quitó su chaqueta y la usó para cubrirla. Después de eso, la tomó entre sus brazos y la cargó, Brokelle vio como él y Bill bajaban los escalones y se apresuraban a llevar a Camille al auto, manteniéndola caliente. Pero Brokelle no perdería de vista un pequeño detalle, y era que a pesar de aquella brutal paliza, Ethan seguía vivo.

          Se acercó y él apenas pudo gemir. Aunque no podía ver, pudo escuchar perfectamente el chasquido de la corredera. Después un dolor indescriptible en su entrepierna lo hizo gemir más alto, Brokelle había plantado el tacón de sus zapatos en él.

          Ella lo miró directamente a los ojos, sin hesitar, y jaló del gatillo dos veces.

          Ethan, en los pocos segundos que le quedaron de vida, olvidó el dolor que las balas incrustadas en su pecho le causaron, enfocándose en el eco de los tacones de la rubia marchándose, y después azotando la puerta. Aquello fue lo último que escuchó antes de que sus ojos se cerrasen para siempre.






•••




          Aquella misma tarde, un par de horas después, Caleb finalmente llegó a la dirección que Ethan le había ofrecido. Evan se había retrasado un poco, pero él no podía darse el lujo de esperarlo y encontrarse a Brokelle, sino es que la rubia ya había ido. Bajó del auto, un par de hombres viajaban con él, y con eso bastaría. Abrió la puerta de un golpe, tan dramático como toda la situación y el falso rescate.

          Cuando subió los escalones notó que la puerta no estaba asegurada, de igual manera la abrió de forma rápida, tan rápida que causó un estruendo cuando colisionó con la pared. Sus ojos encontraron una silla tirada en el suelo, y cuando se adentró más reparó en el cuerpo inerte de Ethan.

          Decepción fue lo que sintió, sin embargo no estaba sorprendido. Si bien su rostro estaba deformado y bañado en sangre, supo que la causa de su muerte habían sido dos balas en el pecho. Caleb supo que había sido Brokelle, y aunque hubiese querido ser él quien la rescatara, de todos modos el plan aún no se había arruinado. Caleb pensaba que ya que Camille sabía que había sido Tom quién la secuestró, no importaría quién la hubiese rescatado, Camille para esos instantes ya estaría lo suficientemente enojada como para querer matarlo ese mismo día.

          Pero Caleb no contaba con un enorme detalle. Quién había rescatado a Camille, había sido Tom.

          — Evan— dijo al teléfono, cuando el castaño contestó— Olvida la misión. Mataron a Ethan.

          — ¿Se llevaron a Camille?

          — Sí.

          — ¿Brokelle? — cuestionó, casi afirmándolo.

          — La misma— Caleb sonrió amargo. — Recuérdame felicitar a Paul. Ha hecho un gran trabajo con la pequeña Broke.






•••




          El viaje era largo, el frío abrumador, pero la sensación de alivio inminente. Tom miró al retrovisor, lo acomodó de manera que pudiese ver a Camille. La extrañó tanto, no podía creer lo estúpido que había sido, y todo por orgullo. Le dolía pensar que cuando ella despertase, no querría nada con él, y probablemente solo le daría unas gracias no muy convincentes.

          Pero valía la pena, lo valía saber que ella estaba a salvo, paseándose por allí haciendo su trabajo como sólo ella lo hacía. Siendo ella misma. Siendo Camille. Siendo la persona que lo volvía loco. Con suerte se la encontraría en algún bar tratando de matar a algún mafioso, él la contemplaría desde lo lejos y sonreiría pensando que estuvo muy cerca de hacerla suya, sonreiría pensando que él siempre había sido de ella.

          Brokelle esbozó una tímida sonrisa, y con los labios le dijo «Gracias», Tom sonrió y le dijo de la misma manera un «De nada.»

          — Llama a Gustav— le dijo Tom a Bill. Su gemelo le miró extrañado. — Necesitamos un médico, y no uno cualquiera— añadió después.

          — ¿Gustav es médico?— cuestionó incrédula, Brokelle.

          — Trató de serlo— Tom se echó una carcajada— Estudió generales un par de años, luego se rindió y tomó clases de informática.

          Bill no insistió más y discó el número telefónico de Gustav. Cuando el rubio contestó le explicó el estado de Camille, Gustav dijo que no habría problema y acordaron que se verían todos en casa de Camille en un par de horas. También aseguró que probablemente Camille no estaba grave, algo que a todos les alivió. Bill terminó la llamada satisfecho, y por primera vez en el día, sintió que la tranquilidad lo inundaba. Ya tenían a Camille, y era todo lo que importaba.



Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

2 Response to Capítulo 29 «Lágrimas en el fuego»

22 de febrero de 2011, 21:54

Por donde empiezo ……………. Ya el titulo joder de donde sacas esos títulos todos me encantan “Lagrimas en el fuego “sencillamente hermoso.
Rescataron a Camille y de que manera, Ethan murió aunque me da pena pero pensándolo bien no tanto por los golpes que le dio a Camille hasta dejarla inconsciente.
Te jodieron el plan de “rescate “Caleb, y fue Tom quien le rescato al parecer todo indica que es un ineficiente en su trabajo jujujuju además olvido un “pequeño detalle que se le había escapado de las manos. En aquellos casos Brokelle podía ser bastante eficiente.”
Pequeño detalle ¿por donde ¿Broke es una experta , en momentos olvido que Broke también es una asesina , es que tanto amor entre Bill y Broke solo me hacen ver su lado bueno ♥ Felicitaciones Paul ( papa de Broke verdad ¿?) mira que convertir a tu hija en una asesina experta debe ser difícil , me encanta la parte en que Broke mata a Ethan y cuando Tom entra y lo golpea hasta casi matarlo me gustaría verlo en la vida real aunque eso solo sucede en mi “ cabecita “
Jajajajaja me da risa como Caleb entra y ve a Ethan tirado, todavía entra todo dramático para que Cam se crea su rescate “ falso “, cuando Evan va a la casa de la hermana de Ethan pensé que ella le diría todo y al final fingió de una manera tan natural que se la creyo o será que Evan es otro idiota mas o.O me da pena como le dirán a su hermana que Ethan murió después de todo es su hermano y será doloroso x/ .
Y por primera vez en el día, sintió que la tranquilidad lo inundaba. Ya tenían a Camille, y era todo lo que importaba.
Yo también siento lo mismo * respiro e inhalo profundamente * siento una paz inmensa, ¡SI! Cam es lo mas importante, pero mi paz infinita no durara tanto, cuando Cam se despierte no me imagino que le hará a Tom o.O
Veo que algunos también no tienen tiempo para comentar ¡pero que le pasa al mundo! Parece que las horas pasan mas rápido jujujuju no deberíamos dormir ¡!!!!!!!
Ahora si estoy al día y soy primera en comentar en este capitulo!!!!!! , me largo a dormir que mañana tengo un dia muy apretujado T.T, una pregunta por el chat vi que pondrías nuevos días de posteo de capítulos ¿Ya sabes cuando serán ? o seguirán siendo los mismos? Avisas si hay cambios porfa ¡! Y no olvides decirme los nombres de las canciones de los capis desde el 25 al 29 ¡Please!
Mucho blabla me voy espero el siguiente capitulo mordiéndome las uñas , no espera las uñas de los pies que ya no tengo en las manos jijijiji ,.
Te amoooooooooooooooooo mucho * OJO no soy lesbiana jajajajaja*

4 de marzo de 2011, 14:20

Soy yooo la que sigue aquí... soy yoooo te lo digo a ti. Mírame y dime qué es lo que ves, esa mujer que perdiste una vez ♫ (? Lo siento, mi madre anda escuchando música de sus tiempos xD
Caleb es un maldito bastardo hijo de puta come mierda ò.ó ¡Vaya, eso fue tan grosero! Y me importa una verga xDDDDD Es que lo odioooo tanto, o sea lo admiro por un lado ya que el wn es re malo pero bien no sé, cómo decirlo, es bueno en su trabajo xD Pero odio que intente matar a Tom, o sea que no me joda, que se meta un balazo él mismo y asunto arreglado ¬¬ Bye Caleb, Utopía te extrañará pero es hora de morir xD Es que enserio, hacer todo esto para que Cam mate a Tom ¬¬º hay que ser muy pendejo. En fin, igual mi amor no morirá... porque no morirá ¿cierto? D: Ahora me cagas y Tom muere xDDD
Te jodieron el plan Cale hahahahahahahhahahahahahahahahahahahah Es que estamos hablando con Tom Kaulitz, eres mierda al lado de él xD Tom es más rápido... en todo ashjkhasjdha
Luego pensé que el bastardo de Ethan violaría a Cam D: Pero menos mal que no lo hizo porque ahí si moría wn, me daba algo U___U A mi Diosa no puede pasarle nada o me los cargo a todos y adiós Fic, no olvidemos que soy parte de él así que si quiero puedo matarlo a todos (? ok no xDDD Ahora me creo con derechos sólo porque soy la que Tom se folla xDDD Y seguro que no apareceré más porque Cam volverá con Tom D: Joder, pero yo aún sigo en la casa, me llevaré un poco de ropa de Tom (? ok no xD
Siempre hablo de idioteces ¬¬º
Ethan, toma un pañuelo para que te limpies el escupitajo xDDD Leí eso y pensé: Ahora por eso te cagan y Caleb te saca la mierda por el golpe que le diste a su hija xD
Owwwwwwwwww, y el feo llendo primero, con el arma en manos hahahahahah es tan adorablemente ffffffffeo xDDD
Y Broke toda una ladrona con las pinzas hahahah "...transmitiéndole la fuerza que a ella le sobraba para matar al desgraciado que estuviese allí adentro. " O____O Esta mujer es tan ajhsjhasjkdhjkdh si esas pintas de mujer linda y delicada son solo eso: Pintas xD Esta es más mala que la misma Cam ajahsjhsjashj Neeh, ninguna es mala, sólo son.... asesinas (?) xD
Y Tom todo un boxeador con Ethan asjhajshaj sí, así, que le saque la mierda por desgraciado .l.
Me imaginé a Bill indeciso así tipo comedia sin saber si ayudar a Tom o a su novia xD Mismo Scary Movie, no sé xDDDD Aunque no hay algo como eso en las películas de SM pero igual me lo imaginé así hahahaha no me hagas caso xD
Ahhhhhhhhh, y luego cuando Tom se saca la chaqueta, se la pone, y la carga en brazos AHHHHHHHHHHHHHHHHH FEITO LINTOOOO! TE AMO MALDITO, TE AAAMOO! ES QUE JDHAJDHAJDFHDFJ TE AMO U.U
Y Broke O_________________O Okeeeeeeey, no pensé que lo mataría, pero ella de lo más normal eh, de dos plomazos lo mató y fin del problema xD Yo debería hacer, matar a todos aquellos que me dan problemas, dios ya no tendrían familia D: (? ok no xDDD
La parte del final, cuando Tom mira a Cam por el retrovisor *________* Amé esta parte con todas pero así con todas todas tooodas mis fuerzas ♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥ "sonreiría pensando que él siempre había sido de ella." Mi amooooooooooooooooooooooooooor, es que cómo se puede ser tan lindo???? No no,,, es te weón me pone mal, me tiene toda estúpida, me hace cagar encima, es que lo amooooo <3
Y Gustav se las lleva todas. Monstruo en Informática, y encima Médico, xDDD ¿para qué más? Es lo que cualquier persona necesita xD No necesitas un empresario, o un contador, o publicista xD con eso es suficiente :D

Sí, ahora yo también estoy tranquila, por el momento ¬¬º hay que ver la reacción de Cam al despertar D: Aunque besará a Tom cuando se entere que fue él quien la rescató de ese hijo de puta (: Y Caleb te vas a la mierda porque te cagaron tu plan xDDD Lo siento, Cale, pero ya te lo dije, tu estancia en este fic está por terminar (? ok no xDDD

Me paso al oooootro xD